Entrevista a Javier Sagarra, Concejal de Urbanismo, Patrimonio, Obras y Organización del Ayuntamiento de Caspe.

A estas alturas de la Legislatura Municipal va siendo hora de recapitular sobre lo que se ha hecho. Más que las palabras son los hechos los que hablan, y en este sentido hechos hay muchos.

El edil ha respondido a las preguntas de los oyentes. En respuesta a una de esas preguntas, sobre los planes de empleo de la D.P.Z. este año habrá presupuesto para contar con 32 puestos de trabajo en el próximo periodo de 12 meses. Cada uno tendrá una duración de 3, 4 ó 5 meses previsiblemente y se ha solicitado al I.N.A.E.M. el envío de candidatos cuyos perfiles se ajusten a los puestos ofertados. La selección de los mismos, ha continuado diciendo el concejal, la harán técnicos (empleados públicos, no políticos) y un tercio del presupuesto con el que se cuenta para las contrataciones (250.000 euros) será aportado por la propia D.P.Z. mientras que los dos tercios restantes: 500.000 euros, los pondrá el Ayuntamiento de Caspe. En este sentido es muy importante tener en cuenta que es muy meritorio este extremo, ya que no se han subido impuestos, y parte de lo recaudado a través de ellos se destina a este menester, que es, con mucho, una función social.

Otro de los temas que han salido a relucir es la situación de la Rosaleda, con el nuevo PGOU. Aquí el concejal de Urbanismo ha destacado que la solución planteada es expropiar, comprar o permutar, y que se va a mantener el edificio, declarado como Monumento de Interés Local, y que en su momento estuvo a punto de ser demolido por el gobierno socialista correspondiente.

Llegados a este punto, se ha entrado en otra de las cuestiones que interesan y mucho a los oyentes: el PGOU y la nueva situación que va a dibujar en Caspe. Aquí, Sagarra ha destacado el gran esfuerzo para sacar adelante un Plan de Urbanismo moderno y adaptado a los ciudadanos (teniendo en cuenta la mayoría de las 1504 alegaciones que presentaron los vecinos) . Este Plan de Urbanismo, aprobado, ha supuesto un hito frente al antiguo Plan, obsoleto y sujeto a interpretaciones  que redundaban en beneficio de unos pocos y perjuicio de la mayoría de caspolinos.

A partir de ahora sí se podrán edificar mases de hasta 60 metros cuadrados, con cocina, servicios, porche, chimenea e incluso piscina, cuando antes sólo se podían construir meras balsas de riego. La edificabilidad en rústica ha pasado del 4% al 10% y en cuanto a la parte urbana, en determinadas calles se puede optimizar más la edificabilidad, aumentando una planta y pudiendo obrar más metros en el fondo de parcela.  En suma, un logro y un éxito muy positivo para TODOS los caspolinos.

Otra de las cuestiones que se han tocado en este espacio radiofónico ha sido el IBI. Con respecto al año pasado el IBI ha bajado al 0,70 en urbana y en rústica, pese a la oposición a bajarlo de CHA y PSOE, los grupos de la Oposición. En mayo ya se aplicará la bajada al 0,70 del tipo impositivo, que es lo que sí está en manos de ser regulado por el Ayuntamiento. Si antes estaban en el 0,84 y el 0,90 en rústica, en ambos casos será, a partir de ahora el 0,70, no obstante lo cual, el Consistorio prevé seguir recaudando lo mismo, compensándolo con otro tipo de ingresos que ahora, el Ayuntamiento, por fortuna sí tiene.

La aprobación del Plan de Rehabilitación del Casco Antiguo también ha saltado a la palestra. 1.200.000 euros servirán para poner en valor 30 calles del casco histórico de Caspe. Ese trabajo implica que los gremios de la construcción caspolinos van a tener más trabajo directo e indirecto. Eso es reinvertir en el pueblo y hacer territorio. Sin duda otro motivo para felicitarse como el propio Javier Sagarra ha felicitado a los Concejales del Equipo de Gobierno  y  a la Alcaldesa por su excelente gestión para conseguir esos fondos.

Una vez más, ante el numeroso interés que suscita el tema, el edil también ha recordado la situación del Puerto Deportivo y cómo unas instalaciones MUNICIPALES, en las que el Ayuntamiento está invirtiendo en mejoras tales como el acceso al pantalán, que no existía, la instalación de farolas (no había iluminación nocturna), etc… habían sido cedidas al Club Náutico, una entidad privada, que ocupaba las instalaciones de todos, y las explotaba en beneficio de unos pocos (los asociados y sus colegas, en la mayor parte de los casos muy próximos al gobierno socialista que en su momento les cedió las instalaciones para su explotación sin pagar ningún tipo de impuestos ni llegar a firmar un contrato mientras el Consistorio corría con todos los gastos). “El futuro del turismo de Caspe pasa por ahí y el lugar debe estar preparado”, ha recalcado.

No obstante el concejal de Urbanismo también ha mencionado otras obras de mejora en marcha o en vías de estarlo en las Calles Gaillac, Diputación, la Plaza de San Indalecio, Cantarranas, Picacierzo, Subida al Cuartel, las obras de la rotonda de la Plaza Aragón (para las cuales ya hay un convenio con Aqualia), los caminos, así como el inminente final de la consolidación del Mausoleo romano de Miralpeix.

Con esto ha concluido la intervención, y aquí les pedimos que valoren por sí mismos. Una cosa son palabras. Otra cosa son hechos, Y aquí y ahora, hechos, haberlos, “haylos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: