UNIDOS CONTRA EL “CATASTRAZO” EN CASPE

Foto por D. Luis Igan

Foto por El Guadalope

Los caspolinos que nos agrupamos en la formación política que denominamos a finales del pasado siglo, Compromiso Por Caspe, estamos convencidos de que nuestra razón política no es otra que la defensa de los intereses de Caspe y sus vecinos.

Consideramos que en algunas ocasiones hemos cometido errores pero también somos conscientes de que nuestro trabajo ha consistido en defender los intereses generales por encima de los particulares.

Ese afán nos llevó a defender en su momento el cobro del “Canon de la Energía” cuando nos lo quitó la DPZ durante el gobierno de José Marco, que luego el Ayuntamiento pudo recuperar gracias al apoyo popular. Ese canon se pagaba a los Ayuntamientos afectados por embalses para producción de energía eléctrica, supone unos ingresos de 480.000 euros cada año.

Dimos solución jurídica para que no se demoliera “La Rosaleda” y se declarara Monumento de Interés Local sin que nuestro Ayuntamiento tuviera que pagar una indemnización millonaria por daños patrimoniales que hubieran reclamado los propietarios al conseguir anular la licencia de obras concedida para su derribo.

También defendimos, por ejemplo, la desproporción que suponía “La Permuta” de suelo para el Polígono Industrial “El Portal“, consiguiendo en un proceso judicial que el Ayuntamiento de Caspe recuperase fincas y solares urbanos por valor de unos 600.000 euros.

Denunciamos el expolio del paraje protegido “La Herradura” por estar declarado patrimonio cultural de los caspolinos y, tantas y tantas batallas que hemos librado, en ocasiones ante la incomprensión de muchos caspolinos.

Se nos achacó con virulencia que fastidiábamos a quienes con licencia para un almacén se construían una vivienda. Sin embargo, lo único que exponíamos que era injusto que a unos les hubieran autorizado con esa “trampa legal” y a otros se les prohibía. No lo supimos explicar o no nos quisieron entender, aunque todos los grupos políticos opinan de la misma manera. Ahora se ha corregido esa arbitrariedad dotando a los vecinos de muchas posibilidades para construir los “mases” de forma legal y para todos los vecinos por igual, haciendo las modificaciones oportunas a través del nuevo Plan General de Ordenación Urbana que aprobamos provisionalmente hace varios meses y esperemos que más pronto que tarde le dé “luz verde” el Gobierno de Aragón.

Conseguimos en la anterior coalición de gobierno, fundamentalmente gracias al buen hacer de la Delegada de Hacienda, Ana Cabrero, que aquella deuda municipal de más de cinco millones de euros que lastraba el Ayuntamiento en 2009 se fuera pagando mediante un Plan de Saneamiento financiero, que se terminó de liquidar en junio de 2013; consiguiendo que la deuda municipal fuera de “Cero” euros desde entonces.

Pero ahora en 2015 ha llegado el momento de combatir unidos frente al “Catastrazo” que nos ha proporcionado la Ley 16/2012, de 27 de diciembre que modificaba la Ley del Catastro Inmobiliario. Tenía como objetivo la consolidación de las finanzas públicas y el impulso a la actividad económica”.

Los vecinos de Caspe estamos recibiendo notificaciones de la Dirección General del Catastro (Ministerio de Economía y Hacienda) en las que nos comunican no sólo una Regularización catastral que supone la valoración de construcciones indispensables para el desarrollo de explotaciones agrarias o ganaderas sino que, además, nos están subiendo los valores catastrales de todas las fincas urbanas de una forma desproporcionada y totalmente perjudicial para las economías familiares.

Ante esta situación decimos alto y claro que no estamos conformes con la aplicación de esa Ley en Caspe.

En primer lugar, el Ayuntamiento de Caspe desde junio de 2013 está totalmente saneado. No tiene deudas ni con entidades bancarias ni con proveedores.

En segundo lugar, porque una de las causas fundamentales de la moción de censura al PSOE, el 26 de febrero de 2013, que dio lugar a la coalición de gobierno de la que forma parte el Grupo municipal CPC fue motivada porque el gobierno del PSOE quería subir los impuestos en Caspe y habían perdido esa votación en el Pleno al no aprobarse la modificación de las Ordenanzas Fiscales por la oposición de los Grupos municipales que hoy gobernamos.

Está claro que este gobierno que preside la alcaldesa Pilar Herrero ha sido sensible a las propuestas efectuadas por el CPC y los otros Grupos municipales para “congelar” los impuestos municipales y propiciar en el año 2014 la bajada del IBI en urbana.

Ahora ha llegado la hora de decir basta a ese afán recaudatorio que promovió esa Ley y que discrepa de forma frontal con nuestra forma de entender la defensa de los vecinos de Caspe y nuestro interés por impulsar la actividad económica de los caspolinos. Y si bien es cierto que no podemos evitar pagar esa tasa de 60 euros que recauda la Hacienda del Estado en toda España, no lo es menos que podemos activar desde el Ayuntamiento que gobernamos las siguientes medidas de contención:

Una.- Oponernos a las valoraciones desproporcionadas e injustificadas que nos están remitiendo desde la Gerencia Catastral y solicitar su revisión de forma inmediata para evitar el grave perjuicio que se origina a la economía familiar de los caspolinos la elevación de los valores catastrales por encima del 50% del valor de mercado.

Dos: Rebajar el tipo del IBI hasta el 0,70, que para el año 2014 ya se redujo hasta el 0,84, es preciso recordar que el gobierno anterior del PSOE lo tenía en el 1,05 cuando el tope es del 1,10), para que en el ejercicio 2015 los vecinos de Caspe paguemos menos que en 2014. A lo que hay que añadir el 5% que se bonificará a los recibos que estén domiciliados, como ya se acordó por el Pleno municipal.

Para ello se ha convocado un Pleno Extraordinario y Urgente que se celebrará mañana, día 9 de febrero, a las 21 horas, por lo que sería muy conveniente la asistencia de todos los caspolinos.

Tres: Pedir el apoyo de todas las asociaciones de Caspe, así como de los partidos políticos (ya contamos con el apoyo del PP y PAR), organizaciones sociales, etc.

Se trata de conseguir objetivos que nos afectan a todos. Y tenemos bien claro que un pueblo unido jamás podrá ser vencido.

Luis Javier Sagarra de Moor

Concejal del Grupo municipal CPC

Fuente: El Guadalope

Unidos contra el “Catastrazo” en Caspe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: