SEGUIMOS DANDO QUE HABLAR

Publicado el 7 de diciembre de 2011 en el Heraldo de Aragón:

Encarna Samitier

 

EL CHIP

 

NO es muy corriente que un ministro llore en público. Pero es lo que le ha pasado a la

responsable italiana de Trabajo. A Elsa Fornero le tocó anunciar un ajuste de 30.000

millones de euros que incluye subidas de impuestos, retraso de la edad de jubilación

a los 66 años y congelación de las pensiones superiores a 935 euros al mes, pero

también gravámenes sobre bienes de lujo, persecución del fraude fiscal y reducción

de los cargos políticos en las provincias. Si es sincera, como parece, la emoción de

Fornero prueba que una experta en macroeconomía puede estar mucho más pegada a

la realidad que el gobierno de broma de mal gusto de Berlusconi. En toda Europa, los

tics de la vieja praxis política coexisten con la austeridad y la seriedad que imponen los

nuevos tiempos. En Aragón, el ajuste en comidas y alquileres convive con herencias

que el nuevo Gobierno del PP parece dispuesto a digerir a cambio de la estabilidad,

entendida otra vez como valor supremo. La creación de chocantes cargos a medida

en el Ayuntamiento de Belloch, sostenido por CHA e IU, o las comarcas con cuatro

vicepresidencias, como la del Bajo Aragón, con sueldos pactados entre el PSOE, el

PAR y CHA antes que los programas, indican que aún queda mucho chip por cambiar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: